EL REGRESO

Has vuelto al punto de partida, rodeado de gente que te imagina feliz, pero aguantan las lágrimas. Sus rostros son difusos. Retrocedes, como si te hundieras en un pozo sin fin, y vuelves… Sigue leyendo