EL COCHE DE JAMES DEAN

 

 

No sé si es hambre o ansiedad

Mucha vida virtual y pocas nueces,

muchos creadores, muchos descubridores,

inventores del fuego que venden los restos de la hoguera

Despistar

Que nadie vea las manos escondidas,

Que nadie adivine el truco

Nos invaden los creadores de “nada”,

Todos brillan, hacen cosas, vidas excitantes

Y luego pobres y poco interesantes

¡Cobain se descojonaría!

Ojalá tuviera el coche de James Dean y me limara la cabeza contra el pavimento

Mucha información

“No eres nadie” – te dicen con toda su jeta

Escupes,

te da igual

Muchos inventores de nada

¡Qué guapos son todos, coño!

 

 

Anuncios